#makeachildcry

Haz una donación

#makeachildcry

HAZ LLORAR A UN NIÑO

Es un hecho: a los niños no les gusta ver a los médicos. Nuestro instrumental, nuestros medicamentos o nuestras indumentarias les hacen llorar.

Lamentablemente, muchos no tienen esta suerte: 4 millones de niños menores de 5 años mueren cada año de enfermedades que podrían evitarse.

Un simple gesto puede salvarles la vida.

#MakeChildCry
Otra cantidad

Haz una donación

Elige al número de niños que desees hacer llorar.

10niños
50$10 kits de malnutrición
180niños
100$180 tratamientos contra el paludismo
480niños
200$480 tratamientos contra el sarampión

Aún hoy, cada 7 segundos, un niño muere por falta de atención médica.

¿Cuál es la razón principal de este drama? La pobreza extrema.

Michaela tiene 5 años. Nació en Grand'Anse, uno de los departamentos más pobres de Haití. Víctima de la epidemia de cólera que asola el país desde el terremoto de 2010, sufre una deshidratación severa y continuos desmayos. Sólo el tratamiento con suero que le proporciona Médicos del Mundo puede hacer que se cure.
En numerosos países, entre los más pobres del mundo, millones de niños mueren al nacer, son víctimas de enfermedades como el sarampión, la poliomielitis, la difteria, el tétanos, la tosferina, la neumonía, o incluso, la diarrea. Sin embargo, algunos tratamientos simples, una buena higiene, una mejor alimentación y un acceso a servicios de salud de calidad podrían salvarles la vida.

230 millones de niños viven en países afectados por crisis o por la guerra.

Los niños representan casi el 50% de los refugiados en el mundo.

Para huir de la guerra civil que asola Siria, Moissa, de 4 años, y sus padres cruzaron Turquía. Tras un viaje agotador, embarcaron a bordo de una patera en el mar Egeo, para llegar a la isla de Quíos en Grecia. Moissa, que está profundamente traumatizada, ha dejado de comer. Desesperada, su madre ha recurrido a los equipos de Médicos del Mundo en el centro de detención en el que la familia espera su salvoconducto para Europa.
En contextos de desastre natural o de violencia extrema, los niños son los más vulnerables. Heridos, traumatizados, a veces separados de sus familias, están muy expuestos a los peligros y a las enfermedades. Se ven obligados a vivir en condiciones sanitarias dramáticas, sin acceso a las estructuras de salud: necesitan urgentemente atención y protección.

27 millones de niños están amenazados de pobreza o de exclusión social en Europa.

La crisis económica y social les hace aún más vulnerables.

Desde hace 3 años, Sonia vive en Alemania con su familia. A los 8 años, sus padres la han inscrito en una escuela de Munich. Pero para poder continuar su escolaridad, debe estar vacunado contra las enfermedades infantiles. Sin seguro de enfermedad y sin recursos, su familia nunca ha podido llevarla a la consulta de un médico. En la clínica de Médicos del Mundo, Sonia por fin va a poder ponerse las vacunas necesarias para volver a la escuela.
Europa es la cuna de los derechos humanos. Sin embargo, la igualdad de cara a la salud sigue siendo un desafío. La crisis europea ha afectado de lleno a los más frágiles y esta nueva pobreza tiene consecuencias terribles para los niños. Muchos carecen de acceso a la atención sanitaria, en particular, a la vacunación, pasan hambre o están alojados en malas condiciones. Ahora más que nunca, es necesario un sistema de salud gratuito y accesible a todos en Europa.

Proteger a los niños es un deber.

Desde hace 35 años, Médicos del Mundo lucha para proteger y curar a los más vulnerables. Los niños son las primeras víctimas de la pobreza, de la violencia o de la enfermedad. Es urgente cuidar de ellos.
La mayoría de los niños lloran ante la idea de ver a un doctor. Sin embargo, con sus inyecciones, sus agujas, su material y sus medicamentos, nuestros médicos del mundo dedican toda su energía a acompañar y a curar a cada niño que lo necesita, sin ninguna discriminación.
Apoyar nuestra lucha

Sobre el terreno

En Cotonou (Benín) Médicos del Mundo apoya la Maison du Soleil, un centro de acogida destinado a las jóvenes adolescentes y a sus niños.
Al convertirse en madres siendo apenas unas niñas, sus familias las rechazan, pero en la Maison du Soleil estas chicas y sus bebés encuentran un refugio. Allí reciben la atención y los cuidados que necesitan para crecer y recuperar la sonrisa.

Apoyar nuestra lucha

Tu apoyo es determinante en nuestra lucha por la salud de los niños

Haz una donación
4880
niños han llorado gracias a tus donaciones

Preguntas frecuentes

¿Por qué hacemos esta campaña?

Desde hace más de 35 años, protegemos y curamos a los más desfavorecidos en todo el mundo. Los niños, las primeras víctimas de la pobreza, de la violencia o de la enfermedad están entre los más vulnerables. Ahora, más que nunca, necesitamos la ayuda y la generosidad del público para financiar nuestros programas de atención destinados a ellos. Por ello hemos decidido consagrar una campaña internacional a la causa de los niños.

¿Por qué #makeachildcry?

Todos los niños tienen un punto en común: su aprensión ante un médico. Lo que les da miedo a los niños pequeños no es tanto el doctor al que ven sino el hecho de ser examinados con instrumental extraño. Mirar en los oídos con un otoscopio, vacunar con una jeringuilla, abrir la boca con el sujetalengua son gestos invasivos a los que los pequeños a veces son sumamente sensibles. Algunos lloran, otros tienen una gran aprensión pero consiguen superar sus temores. Nuestros médicos, pediatras y enfermeros sobre el terreno se ven confrontados con esta realidad a diario y se aseguran de tranquilizar a los niños durante las consultas. Aun así, se sigue produciendo el reflejo del temor. Eso no cuestiona la importancia del acto médico que puede salvar vidas.

La protección de los niños es una causa esencial. La defienden numerosas ONG y la mayoría de las veces se la representa con la simple constatación de su sufrimiento. Con #makeachildcry, intentamos transmitir un mensaje diferente, que destaca la acción positiva frente a este sufrimiento.

Esta campaña hace un llamamiento a la generosidad del público en general. Con su donación usted permite que un niño vea a un médico, aunque luego pueda llorar. Nuestro objetivo es dar acceso a la atención sanitaria a todos los niños sin discriminación, vengan de donde vengan y estén donde estén.

¿Cómo se hizo el rodaje?

Cuando se trata de filmar a niños, el procedimiento está muy reglamentado. El niño no puede estar más de 2 horas en el plató y tiene que estar acompañado por sus padres. Su remuneración se abona en una cuenta bloqueada hasta su mayoría de edad.

Para esta campaña, hemos colaborado con el fotógrafo-director Achim Lippoth, reconocido por su saber hacer en la fotografía de niños.

Los actores de la campaña eran en su mayoría médicos o enfermeros voluntarios de Médicos del Mundo. Conocían con precisión los gestos a efectuar para simular el acto médico. Por supuesto, la aguja para la vacuna falsa se limó para evitar cualquier accidente.

¿Cómo se consiguió que lloraran estos niños?

Escogimos a propósito a niños con edades comprendidas entre los 2 y los 3 años. A esa edad, siguen llorando con frecuencia en la vida cotidiana y el niño puede verbalizar su emoción.

Se utilizaron dos técnicas para desencadenar los llantos:

  • los padres se alejaban voluntariamente de la plataforma de rodaje,
  • los padres le quitaban al niño el juguete con el que se estaba divirtiendo.

Inmediatamente se tranquilizaba al niño después y los padres y los profesionales de salud le explicaban el proceso.

Agradecimientos

Queremos dar las gracias a todas las personas que han participado en esta campaña. Empezando por el director Achim Lippoth, quien ha aportado toda su experiencia a este proyecto. También a la producción Magali Films, que nos ha permitido realizarlo con un presupuesto limitado. A todo el equipo de DDB París por esta hermosa idea y por su profesionalidad. A nuestros médicos voluntarios que han aceptado generosamente figurar en la campaña. Y por último, a los niños y a sus padres sin los cuales no habría podido hacerse.

Copyright Médecins du Monde 2015, todos los derechos reservados

Creación : DDB Paris.


Creación web : Neuvième Page.

Producción de vídeo : Magali Films & Bundle Productions.

Este sitio utiliza cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas su uso.